Fuerza en niños ¿es la elección correcta?

From the Blog

Fuerza en niños ¿es la elección correcta?

Entrenamiento de la fuerza en niños: estudios comparativos

Para comparar el efecto en los niños de las cargas sostenidas por años en diferentes actividades deportivas Grimston tomó dos grupos de niños con un promedio de 13 años de edad y más de 5 años de experiencia practicando en sus deportes.

Uno realizaba natación donde se sabe que las contracciones son activas pero no hay impacto ni efecto de la gravedad y el otro realizaba atletismo, gimnasia o danza donde el cuerpo debe aguntar hasta 3 veces su peso corporal en cada caida

¿Cuáles fueron los resultados obtenidos?

El grupo de actividades de impacto y sobrecarga tuvo un desarrollo mineral óseo mucho más marcado y desde edades tempranas que los del grupo de natación demostrando que las primeras actividades generan una estructora ósea mucho más fuerte que las segundas.

Otro estudio comparativo, que también afirma lo propuesto por Grimston, fue realizado por Comroy.

En el estudio analizó la densidad mineral ósea de levantadores de pesas de 17 años con un historial de entrenamiento de 2.5 años vs sujetos de la misma edad pero que hacían actividad física normal.

Los resultados indicaron un 30% más de densidad mineral ósea en el grupo de levantadores de pesas demostrando que lejos de ser actividades lesionantes, el entrenamiento de sobrecarga es promotor de salud ósea a largo plazo aunque la persona deje la actividad física.

Recomendaciones para fortalecer los huesos en niños

Bien es sabido que una alta densidad mineral ósea lograría retrasar la osteopenia y la osteoporosis y los ejercicios de sobrecarga (pesas) y los de impacto (saltar, correr) tienen un alto potencial para generar una densa masa ósea principalmente a edades tempranas.

Obviamente que el estilo de vida, la alimentación equilibrada y las hormonas juegan un papel fundamental en este aspecto siendo tan importante como la actividad física.

Por lo tanto si se quiere tener un alto pico de masa ósea hay que seguir las siguiente recomendaciones propuestas por Bailey:

  • General el hábito de la actividad física.
  • Promocionar las actividades que desarrollen la fuerza lo que va a generar un incremento de la densidad mineral ósea.
  • Hacer actividades físicas cortas y periódicas siempre es mejor que largas e inconstantes.
  • Es más efectivo realizar actividades donde se deba soportar el propio peso del cuerpo (saltos, carreras, empujes, tracciones) que las actividades donde haya que trasladarlo como el ciclismo o la natación.

Conclusión

Como te conté en otros artículos, el tema del entrenamiento de sobrecarga en los niños (no tanto el de impacto) genera muchas controversias en los profesionales de la salud. La preocupación está dada en que si se llegasen a lesionar los cartílagos articulares, las apófisis de inserción muscular y los platillos epifisarios que son los lugares donde se genera el crecimiento óseo de los huesos largos se podría generar un perjuicio en el crecimiento.

Pero este tipo de problemas sólo se produciría si las cargas utilizadas no son las indicadas por las Instituciones Internacionales, si la técnica es incorrecta y si los entrenadores no están debidamente capacitados.

No hay que tenerle miedo al entrenamiento de fuerza en niños ya que genera más beneficios a la salud a corto y largo plazo que los perjuicios que se le (mal) adjudican.

Espero que el artículo te haya sido de utilidad y ante cualquier consulta sobre entrenamiento en adolescentes u otro tema referido a la actividad física sabés que en Bs As Personal Trainer estamos para ayudarte.

Prof. Nicolás Vigario

Nicolas Vigario

Personal Trainer
Profesor Nacional de Educación Física
Entrenador Nacional de Musculación y Levantamiento Olímpico de Pesas
Especialista en Reacondicionamiento Físico y Metabólico