Como la dieta y el ejercicio afectan a tu composición corporal.

From the Blog

Como la dieta y el ejercicio afectan a tu composición corporal.

Continuando con el artículo “Bajar de peso no siempre puede ser bueno para tu salud” en el cual te explico que la balanza no es un fiel indicador de tu composición corporal y de lo perjudicial que es perder músculo, te voy a detallar en pocas palabras cómo el ejercicio y la dieta afectan a tu distribución corporal.

Cuando comenzás un plan de actividad física regular tu cuerpo empieza a tener un mayor desgaste energético. Los trabajos de fuerza comenzarán a incrementar lentamente tus niveles de tejido muscular. Esta ganancia alterará tu metabolismo de dos formas:

  • Primero, la tasa metabólica basal o de reposo aumentará.
  • Segundo, la ganancia de masa muscular producirá un aumento del exceso de consumo de oxígeno post-ejercicio (EPOC), que aunque no haya diferencias por unidad de masa magra si la habrá en las demandas energéticas corporales totales.

Además los trabajos de resistencia muscular y cardiovascular incrementarán ese consumo energético durante y luego del ejercicio.

Un mayor consumo energético derivado del ejercicio sumado a un plan de alimentación adecuado que tenga reducidas las calorías y principalmente compuesto de cereales integrales, frutas, verduras y carnes magras y de calidad harán que utilices la grasa acumulada como combustible principalmente en los periodos de recuperación del organismo.

Todo esto hará que tu composición corporal se vaya modificando, disminuyendo el tejido adiposo (en este caso las grasas) y aumentando el tejido muscular y pese a todo seguir “pesando lo mismo”.

Y ¿porqué pasa esto?

Porque la composición del tejido muscular es mucho más densa que la del adiposo y por ende el volumen o espacio que ocupa en tu cuerpo es menor.

Entonces si luego de comenzar un plan de ejercicios y alimentación adecuados empezás a notar que tus brazos están más estilizados, tus piernas más delgadas y tu cintura más chica pero la balanza sigue indicando que pesas lo mismo que hace 6 meses, no te asustes porque ahora ya sabés porqué pasa esto.

Espero que gracias a este artículo sumado al anterior hayan podido ayudarte a entender mejor la diferencia entre disminuir de peso y perder tejido adiposo y seas consciente de la diferencia para no cometer errores conceptuales que puedan traer serios inconvenientes a tu salud.

Y como te dije en el otro artículo, si querés conocer de manera más precisa tu composición corporal y los porcentajes de cada componente te recomiendo un procedimiento rápido denominado “antropometría” que muchos nutricionistas o entrenadores certificados lo pueden realizar y no te llevará más de 40 minutos.

Es conveniente que lo hagas al inicio del plan de ejercicios y alimentación así lo podrás utilizar para ver tus progresos en el tiempo.

Espero que este artículo te haya sido útil y ante cualquier duda sabés que en Bs As Personal Trainer estamos para ayudarte.

Prof. Nicolás Vigario

Nicolas Vigario

Personal Trainer
Profesor Nacional de Educación Física
Entrenador Nacional de Musculación y Levantamiento Olímpico de Pesas
Especialista en Reacondicionamiento Físico y Metabólico